Los cuidados
de galgos y podencos

Si bien hay ciertas características que diferencian a nivel veterinario a estas razas de otras (anestesia, cicatrización…) los consejos que os vamos a dar a continuación son comunes y aplicables a cualquier raza de perro. Pero en galgos y podencos, si cabe, hay que prestarles una atención más estricta. Trataremos diferentes aspectos a tener en cuenta sin adentrarnos aún en aspectos del comportamiento. Punto que trataremos en otro apartado.

Los consejos veterinarios se dividen en los siguientes puntos:

Desparasitación interna

La desparasitación interna es muy importante para eliminar a los parásitos gastrointestinales que pueden encontrarse en el sistema digestivo de nuestros galgos y podencos. Y que pueden provocar diarreas y desnutrición. Se recomienda desparasitar regularmente cada 3 meses a nuestros perros  (si se trata de cachorros más frecuentemente).

Desparasitación externa

La desparasitación externa es fundamental para proteger nuestros perros frente a las garrapatas, las pulgas y los flebótomos. Estos parásitos son responsables de la transmisión de muchas enfermedades caninas como la Erlichia y la Leishmaniosis, entre otras. Es muy importante utilizar productos que sean eficaces frente a todos los parásitos. Existen productos en forma de collares que duran unos meses (tened en cuenta que algunos de nuestros perros pueden padecer alergia por contacto a estos collares pues tienen la piel delicada) o unas pipetas que duran unas semanas.

Vacunas

El galgo o el podenco, en nuestro proceso de adopción, te llegará ya vacunado. Es una manera eficaz para prevenir algunas de las enfermedades infecciosas caninas más graves. Es importante que cada año, después de un chequeo veterinario lo revacunes. La vacuna anual proporciona a tu perro, protección frente a Rabia, Moquillo, Leptospirosis, Hepatitis viral, Parvovirosis y otras enfermedades.

Esterilización y castración

La esterilización de hembras consiste en la extirpación de los ovarios y posiblemente del útero (ovariohisterectomia).  Y la castración en los machos consiste en la extirpación de los testículos (orquiectomia). La castración es el método mas eficaz para la prevención de camadas indeseadas.

En los machos, es muy útil para prevenir muchas patologías ligadas a la presencia de las hormonas sexuales como, por ejemplo, el cáncer de testículos; y en los casos de agresividad y dominancia.

En las hembras, la esterilización ayuda a prevenir enfermedades como la piometra u otro tipo de infecciones uterinas, el cáncer de ovario y de mama. Hay que tener en cuenta que una de cada tres perras no castradas, mayores de 8-10 años, padecen tumores mamarios. El tumor de mama representa la mitad de todos los tumores en las hembras y es un tumor hormonodependiente, o sea que depende de las hormonas sexuales. La esterilización antes del primer celo hace que la probabilidad de que no padezca tumores de mama sea de un 99%. Si la esterilización se realiza entre el primer y segundo celo la probabilidad de que no padezca tumores de mama se reduce a un 90%. Y si la esterilización se realiza entre el segundo y tercer celo la probabilidad disminuye a un 70%.

Está demostrado que los animales esterilizados tienen una esperanza de vida bastante más alta que los que no lo están.

Galgos 112 entrega todos los animales en adopción castrados o esterilizados.

Leishmaniosis

La causa de la leishmaniosis es un parásito microscópico (protozoo) llamado Leishmania. Éste se transmite de perro a perro a través de un mosquito llamado flebótomo. En España las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Castilla y León. También se observa en otras regiones pero con menos intensidad. En las zonas más cálidas de España hay mosquitos prácticamente durante todo el año y por esto el peligro de contagio existe todo el año. La Leishmaniosis es una enfermedad crónica y la mejor arma es la prevención (collares o pipetas para prevenir la picadura del flebótomo).

Una vez contagiado, es importante tener controlada la enfermedad. Cada caso es único y la enfermedad se puede presentar en muchas y diferentes maneras. Cuando no hay afectación de los órganos internos (en muchísimos de los casos) la enfermedad solo requiere unos controles periódicos (analíticas sanguíneas) y el suministro diario de unas pastillas que ayudan a tener bajo control la cantidad de protozoos. En estos casos el perro puede hacer una vida completamente normal. Es muy importante que el veterinario decida el plan de actuación en cada caso.

Ehrlichia

La Ehrlichiosis Canina es una enfermedad que se transmite a los perros a través de las garrapatas y es difusa en toda la zona mediterránea.

Muchos de nuestros perros recién rescatados dan positivo a Ehrlichia, por haber estado mucho tiempo expuestos a las picaduras de garrapatas. Es una enfermedad infecciosa que puede producir adelgazamiento, anorexia, fiebre, decaimiento, secreción ocular y nasal, aumento variable de los ganglios linfáticos, hemorragias cutáneas, dolor y a veces sangrado nasal.

Afortunadamente para la Ehrlichiosis existe un tratamiento eficaz que puede suministrarse en cualquier fase de la enfermedad y con ello se consigue la curación total del animal. Además es una enfermedad que no se puede transmitir de perros a humanos.

Si clicáis en los símbolos (+) en cada punto, encontraréis una amplia explicación de cada uno de los aspectos a tener en cuenta.

Pin It on Pinterest

Share This