Audrey nos manda una foto desde Holanda.
Allá se ha recuperado totalmente de su doble abandono, el primero similar a la de muchos galgos y podencos y el segundo de la que fue su primera familia adoptiva.
Afortunadamente ya llegó al paraíso terrenal para los perros y ya no va a conocer más abandonos.

Pin It on Pinterest