7 de febrero de 2004 – 22 de agosto de 2010

Taka fue en su vida una podenca afortunada. Criada a biberón por Javi y Eva, nunca conoció el maltrato. Si conoció el amor incondicional e infinito de sus papis. Taka era fuerte, revoltosa y lista, bastaba una mirada para entenderte con ella y siempre estaba preparada para vivir cualquier aventura. Desde que no está en su casa, y a pesar de sus tres compañeros, se ha hecho el silencio. Todo recuerda a ella, será imposible de olvidar. Y para que quede en el recuerdo eterno de todos los que la conocimos, y de los que no tuvieron la suerte de hacerlo, la homenajeamos en este espacio.

Hasta siempre Taka. Y muchas gracias por habernos acompañado.

Muchas gracias Eva y Javi por haberla querido tanto y haber aprendido tanto de ella.

Share

Pin It on Pinterest