Ayer tarde recogimos esta galga en la Estación Linares Baeza, estaba en pésimas condiciones, desnutrida y con enormes úlceras producidas por el roce de sus huesos sin nada de grasa bajo la piel. La pobre ha estado muy cerca de conocer lo que es una vida digna, con cariño y cuidados, pero no lo ha conseguido, esta noche nos ha dejado y estamos muy tristes.
Se encontraba en el mismo sitio donde recogimos a Daura y a tantos otros, cada uno en peores condiciones que el anterior.
Las autoridades conocen lo que pasa allí ¿hasta cuando se va a seguir permitiendo? Clama al cielo esta situación.
Sentimos mucho no haber podido hacer nada más por ella 💔

Pin It on Pinterest