Marzo de 2008 – 23 de marzo de 2011

Ningún otro nombre podría haberle hecho más justicia. Serena era muchas cosas; era guapa, era alegre, era simpática, pero sobretodo era serena.

Los que tuvimos la suerte de conocerte nunca te olvidaremos y tu familia siempre te llevará en el corazón.

Muchas gracias Rosa, Dejan y Marco por haberla querido tanto.

Share

Pin It on Pinterest