La historia de nuestros casos especiales

Aquí podrás encontrar algunos de los casos más destacables en la historia de Galgos 112

Esperanza

brizna00

Fecha de Llegada

28 de abril de 2011

Sexo

Hembra

El caso de Esperanza ha sido uno de los más impactantes que ha vivido Galgos 112, tanto por la crueldad con que fue tratada la galga hasta poder ser rescatada, como por la cantidad de personas que se volcaron en ayudarla cuando presentamos su historia. El caso de Esperanza ha sido noticia en distintos medios de comunicación holandeses y franceses y mucha gente de todo el mundo nos hizo llegar muestras cariño hacia ella.

Esperanza llegó a Galgos 112 el 28 de abril de 2011, después de que compañeros de la asociación El Albergue recibieran el aviso de un perro que se había pasado la noche llorando dentro de un contenedor de basura de la localidad sevillana de Dos Hermanas. Cuando llegaron allí, algunos vecinos les avisaron de que el perro debía estar muerto pues ya llevaba un rato sin llorar. Lo que encontraron al abrir el contenedor fue dantesco. Una galga negra, moribunda, metida dentro de una bolsa de basura. Estaba extremadamente delgada y parecía muerta, pero tuvo fuerza para mover los ojos y mirarles como avisandoles de que quería vivir. Y es que si algo ha demostrado Esperanza desde que llegó a nuestra asociación es una fuerza descomunal y un apego a la vida que supera lo imaginable.

Esperanza tenía un gran golpe en la cabeza, rozaduras por todo el cuerpo, probablemente por haber sido arrastrada, y una lesión vertebral.

Después de unos primeros días en que no estaba claro si saldría adelante y de una operación en las vértebras a vida o muerte, empezó una larguísima recuperación en casa de Marité y Jose Luís, que se turnaban para estar pendientes de ella las 24 horas del día.

Diez días después de haber sido operada la fuerte Esperanza ya quería incorporarse, el 4 de junio ya se volteaba y el 21 de junio daba sus primeros pasos después de haber sido rescatada gracias a un andador que nos facilitaron los amigos de la asociación francesa Galgos Ethique Europe.

Durante el verano hizo sesiones de piscina y en agosto ya se sostenía por ella sola. En otoño ya subía y bajaba algunas escaleras.

A día de hoy (marzo de 2014) Esperanza sigue teniendo importantes secuelas. En septiembre de 2013 necesitó una nueva cirugía para extraerle material del que se le implantó en la vértebra durante la primera operación y que un TAC mostró que le estaba haciendo reacción y le impedía comer con normalidad.

Necesitaría otra intervención pero cada vez que la sometemos a anestesia corremos grave riesgo de que no despierte.

Esperanza sigue en casa de Marité y José Luís, donde está atendida como una reina.

El caso de Esperanza conmovió al mundo. Y la fuerza y entrega que demuestra cada día sigue conmoviendo a todos aquellos que tenemos la suerte de conocerla.

Pin It on Pinterest