2003 – 24 de agosto de 2008

Cristina sacó a Olivia de la protectora de Gavà siendo aún una cachorrita. En ese momento ellas no lo sabían pero con esa adopción se encendía una luz de esperanza para muchos galgos.

Eligió a Olivia sin más. Por aquel entonces desconocía que se llevaba a casa una whippet, prima hermana del galgo. Fue cuando ya la tenía que empezó a buscar información acerca de ese pequeño perro puntiagudo y descubrió la que es la mísera realidad de tantos galgos. Y fue así como Cristina decidió no quedarse de brazos cruzados y hacer algo más por ellos.

Adoptó a Drac, que se convirtió en inseparable de Oli, y convirtió su hogar en casa de acogida para otros muchos galgos que han podido encontrar la felicidad junto a sus familias adoptivas gracias a la generosidad de Cristina. Además los dos se convirtieron en excelentes embajadores, dando a conocer la raza y su problemática a todo aquel que se acercara a escuchar, ya fuera en stands informativos o en sus cotidianos paseos por las calles de Gavà.

Ahora Olivia se ha ido, dejando un enorme vacío no solo en el corazón de Cristina, Tamirat y Drac, sino en el toda la familia de Galgos 112, que nunca la olvidaremos.

Una vez más, pequeña Olivia, muchas gracias en nombre de todos los galgos.

Share

Pin It on Pinterest