Poco tiempo separa la primera foto de las demás, una mejoría evidente donde atrás deja su triste pasado.

Oliver fué rescatado por una protectora cercana que nos pidió ayuda y desde entonces estuvo en la casa de Icíar y familia de acogida recuperándose de su Leishmania y Erlichia, y es un galguito tan especial que no se han podido separar.
Así que desde hace unos días ha pasado a formar parte para siempre de su familia.

Estamos muy contentos por explicaros esta buena noticia. ¡Felicidades familia! 🥰🖤

Pin It on Pinterest