Lia llegó hace meses. Su casa de acogida ha sabido ver el ser tan especial que es y ha dedicido que nunca se separa de ella.
Con ésta imagen, sobran las palabras.
Da igual no ser un «puro», lo importante es llegar a la familia adecuada, que sepa ver mucho más allá.

Gracias Beatriz y familia, por no existir un antes y un después de decidir adoptarla. 🐕🐇🧡

Pin It on Pinterest