Muchos días llevábamos sin publicar la llegada a la familia de Galgos 112 de algún pobre galgo roto, y no ha sido por falta de nuevas incorporaciones, más bien por la falta de tiempo para escribir.

Hoy tristemente tenemos que hablaros de Kan, un galgo que, como tantos otros, ha sido abandonado a su suerte con una pata rota.
El viernes, por fin, se dejó coger y directamente fue ingresado en una de las clínicas veterinarias que colaboran con nosotros.

Kan presenta una fractura complicada de cúbito y radio, probablemente lo abandonaron por ese motivo, no es de hace pocos días: ya se ha formado callo óseo.
Tenía la pata muy inflamada, el hueso ha llegado a romper su piel. Esta mañana han tenido que retirar de su pata algunos fragmentos de hueso que iban a darle problemas. Su recuperación será costosa, pero es un galgo joven y estamos seguros de que esa pata se recuperará. No queremos imaginar el dolor que habrá pasado.

Volvemos a necesitar vuestra ayuda para pagar las facturas de Kan y de tantos otros. Sabemos que podemos contar con vosotros. Clica aquí.

Muchas gracias ❤

Pin It on Pinterest