Un abrazo familia ❤️

… y de repente, sin avisar, te vas. Y mi corazón no se lo cree.
No me creo no volver a acariarte, a sentir tu calor. Voy a echar de menos a rabiar tu mirada, tu carita de niña buena…
Y pensar que alguien te apartó de su lado porque estabas malita…y aunque eso mismo nos ha separado, también fue lo que te trajo a nuestras vidas.
Gracias por aparecer, por enseñarnos a aprovechar tu compañía y gracias por regalarnos cada uno de los latidos que tu cansado corazón ha peleado. Cada latido te restaba vida, y a nosotras nos la daba. Has luchado como una campeona.

Y sí, doy fé de que «algo se muere en el alma cuando un amigo se va», pero cuando lo que pierdes es familia y forma parte de ti, sabes que tu alma y tu corazón jamás volverán a estar completos.

Vamos a quererte siempre Azumi. Y ahora, descansa.

Marta, Cecilia y Carol

Pin It on Pinterest