Anna fue rescatada en SEVILLA por Maica Cazorla en febrero de 2012, después de meses de haberla visto por los campos.

El 20 de marzo del 2012 vino a casa, en Barcelona, en modalidad de acogida, y en el mes de junio decidimos adoptarla, mi hijo Marc y yo, que me llamo Rosa.

Anna es miedosa y tímida, no le gustan nada los hombres, las ruedas, ni los petardos… Pero poco a poco va cogiendo confianza.

Con nosotros ya vivía Nena, también rescatada de la calle, y la acogió sin ningún tipo de problemas. Se quieren muchísimo.

Quiero agradecer a Galgos 112 todo el trabajo que hacéis.

img01
img02
img03
Share

Pin It on Pinterest